¿Ya sabes todo lo que una buena interfaz puede hacer por ti y tu página web sin importar el público al que quieras dirigirte?  En la actualidad cuando hablamos de negocios y empresas que se pasaron al lado digital, existe un nuevo universo que se debe conocer. 

La experiencia del usuario en este tipo de casos es sumamente importante, teniendo en cuenta que todos los servicios o productos serán ofrecidos a los mismos. Por esto, queremos enseñarte todo lo que necesitas saber sobre cómo una buena interfaz puede significar una notable diferencia en múltiples aspectos de un negocio. 

No te pierdas ni un solo detalle de este artículo y conviértete en un conocedor de este tema para que puedas aplicar lo aprendido de la mejor forma posible.  

Buena interfaz, experiencia de usuario, conversión en página web ¿De qué se trata todo esto? 

Cuando nos referimos a una buena interfaz queremos dejar bien en claro que estamos hablando de una base tecnológica que brinda facilidad al utilizar una plataforma o página web por parte de cualquier usuario. 

Básicamente estamos hablando del diseño de la plataforma, en qué lugar se encuentran las secciones, como crear una cuenta, buscar información específica. Todas estas son situaciones a tener en cuenta si en lo que se desea pensar es en la experiencia del usuario ¿Por qué? ¡Muy sencillo! 

Una interfaz practica y sencilla de utilizar aumenta el nivel de accesibilidad, por lo que cualquier tipo de usuario puede utilizarla sin problemas. Es decir, que lo único que el usuario necesitaría como tal es mínimo conocimiento de un computador o dispositivo. 

A su vez, la satisfacción al realizar compras o contrataciones o simplemente hallar información en cuestión de segundos resulta óptima. Lo que nos arroja como resultado una experiencia de usuario altamente positiva que hará que potenciales clientes, se conviertan en fieles y leales con el paso del tiempo. 

Qué tener en cuenta para una buena interfaz 

Recordemos que, una buena interfaz es la clave para la conversión de visitas a clientes. Así que resulta primordial saber a profundidad con que elementos específicos debe contar una interfaz práctica y funcional. 

A continuación te enseñamos los más relevantes a tener en cuenta que marcarán una notable diferencia entre una excelente interfaz y una genérica 

 1. Se debe pensar más allá de los colores e imagen 

Si hablamos de marketing digital como tal, el diseño de páginas web y plataformas es sumamente relevante. Sin embargo, si lo piensas bien, estos diseños no solo se enfocan en aportar colores y elegancia, por así decirlo. 

El objetivo principal de una interfaz adecuada es que cualquiera pueda entenderla y utilizarla sin problema alguno. Por lo que más allá de los colores y diseños atractivos, la funcionalidad es sin duda el objetivo número uno. 

Una buena interfaz será capaz de ofrecer procedimientos completos con unos cuantos clics. Sin mencionar que todo lo que necesita el usuario, podrá fácilmente hallarlo en algunas de las secciones. 

2. Enfocarse en los usuarios y venderles la mejor experiencia posible.  

Más allá de enfocarse en los productos de forma directa, es mucho más beneficioso vender experiencia que lleven a los usuarios a repetir futuras compras. Un producto de calidad tiene sus límites, sin embargo, una experiencia puede crear automáticamente fidelidad y confianza de parte del usuario hacia un negocio. 

Supongamos que tu página web brinda la posibilidad de contratar en tres sencillos pasos o de adquirir productos de la misma forma. Y, durante todo este corto proceso se refuerza la experiencia de adquisición. Esto será mucho más positivo que tiendas o páginas que ofrecen plataformas complejas y con todo revuelto. 

Una experiencia inolvidable siempre será una de las mejores opciones a considerar cuando de convertir visitantes o potenciales clientes en clientela fiel. Y, todo esto, te lo puede brindar una adecuada inversión en el diseño de una buena interfaz de tu página. 

3. Satisfacer las necesidades que lleguen a ser planteadas 

Como hemos dicho a lo largo de todo este artículo, la experiencia del usuario es lo primero que se debe tomar en cuenta cuando se habla de interfaz. Es importante que recuerdes que a fin de cuentas, los usuarios serán los jueces. 

Serán estos mismos los que decidirán si una plataforma cuenta con una interfaz clara y funcional. O, si por el contrario, se trata de una base compleja y que obstaculiza el proceso de compra. 

Satisfacer las necesidades de la clientela en cuanto a esto, se refiere a ofrecer todo en un mismo paquete. Es decir, que la interfaz de un sitio sea atractiva y colorida, pero que aun así sea sumamente funcional, accesible  y práctica. 

4. Claridad y rapidez 

Cuando se habla de una buena interfaz existen dos elementos o características que no pueden faltar: Claridad y rapidez. Con un contenido proporcionado adecuadamente, que sea legible, claro y practico, los usuarios sentirán mayor comodidad y dominio. 

Lo que se traduce a más visitas, conversiones y compras, algo que suena nada despreciable para cualquiera. Además, la claridad en cuanto a secciones y contenido, permite que los diversos procesos a llevar a cabo dentro del sitio sean agilizados y optimizados. 

Así que ningún cliente o visitante perderá tiempo valioso que lo hagan dudar, sencillamente ingresarán y  realizarán lo que necesitan en cuestión de segundos y pocos clics. 

Algunos ejemplos de grandes marcas 

Para llegar a la adecuada deducción de que una buena interfaz resulta primordial para aumentar el número de conversiones se necesitan evidencias ¡Y por supuesto que las hay! De hecho existe una marca icono que logro una increíble cambio solo mejorando un botón dentro de su sitio. 

Los rumores indican que estamos hablando de Amazon, sin embargo nada fue revelado de forma oficial. Cuenta esta leyenda entre diseñadores que al cambiar de lugar su botón de registro, su conversión aumento de forma totalmente inesperada. 

Un mínimo cambio, cuestión de un solo botón pero que en cuanto a experiencia y funcionamiento, ofrece una mayor practicidad y comprensión del sitio. 

A continuación te enseñaremos otros claros ejemplos donde una buena interfaz cambió de forma notable el resultado final. Echa un vistazo 

  • Deportes ESPN. Si eres fanático de los deportes seguramente conocer la cadena deportiva ESPN. Esta impresionante empresa tomó la dedición de rediseñar su web entera para ofrecer una experiencia más satisfactoria. El resultado fue un aumento del 35% en cuanto a ingresos. 
  • Parque acuático Aquarama. Esta empresa de entretenimiento acuático optimizo su página web y su App, lo que llevó a una notable mejoría en cuanto a ventas. Básicamente al hacer que la interfaz de estas plataformas fueran optimizadas, aumento sus ventas de entradas cinco veces. 
  • Airbnb. Esta empresa hizo algo similar al contratar nuevos fotógrafos de categoría profesional para brindar imágenes de sus propiedades exclusivas y satisfactorias. Las visitas en su plataforma se dispararon al igual que sus niveles de conversión. 

Interfaz que brinde practicidad y satisfaga las necesidades del usuario 

En este momento ya debes tener mucho más claro de todas las ventajas o beneficios que una buena interfaz es capaz de brindar. La constante optimización de los sitios empresariales y de ventas es algo que continua sucediendo. Por lo que la mejor opción siempre será implementar cualquier cambio positivo en pro de evolucionar. 

En este caso, las empresas que ofrecen una interfaz práctica y comprensible, destacan en cuanto a números en comparación con las que no prestan atención a esto. Así que esto es la mejor evidencia que se puede encontrar en este ámbito, la experiencia del cliente sin duda alguna tiene mucho peso en los números de una empresa. 

Agilizando las compras, adquisiciones o contrataciones de servicios, podrás ver con tus propios ojos como tu página web aumenta en cuanto a nivel y numero de conversiones. Sin embargo, recuerda que una adecuada interfaz tiene en cuenta todo, tanto la experiencia del usuario como un diseño atractivo y funcional. 

Sitios web optimizados: Interfaces sencillas de comprender 

Ahora ya sabes concretamente como una buena interfaz puede brindarle notables beneficios a cualquier tipo de sitio web. Solo resta invitarte que tengas todo lo aprendido en mente y lo apliques en caso que manejes tu propio sitio. 

Recuerda siempre que el objetivo principal de esto es optimizar la experiencia para generar un mayor nivel de conversión. Por lo que centrando toda tu atención a las necesidades de tus clientes, siempre será un buen paso para iniciar.